En este instante, estamos viviendo un momento histórico que nos afecta a todos los seres humanos...


El TCA necesita ser identificado, reconocido y aceptado por la persona que lo sufre.