La adolescencia es para vivirla, disfrutarla, aprenderla y no para sufrirla!


Vivir reaccionando a los estímulos que nos generan emociones negativas nos va convirtiendo en nuestra peor versión...