La inseguridad laboral es uno de los factores de estrés más dañinos que los profesionales suelen enfrentar.


Es en la universidad donde encuentran un mayor grado de exigencia, independencia y competitividad.