Cuando una de las personas ejerce poder sobre su pareja en el contexto de una relación sentimental.


Ante la inevitable realidad de las cosas que terminan, el duelo trabaja para admitirlo.