Ante la inevitable realidad de las cosas que terminan, el duelo trabaja para admitirlo.


El verdadero amor es aquel que respeta las diferencias y no intenta anular a la pareja...