EL AGRESOR NO SIEMPRE DA SEÑALES DE SER UNA PERSONA ENFERMA...


Atravesar las fronteras de la pasión, supone una aventura temeraria...