La adolescencia es para vivirla, disfrutarla, aprenderla y no para sufrirla!


Emigrar es un proceso complejo que provoca gran movilización emocional desde el momento en que se toma la decisión.