En terapia, la crisis es vista como una oportunidad de crecimiento personal