Frases como “tienes que ser amigo de todos” no suelen reconfortar mucho a los niños...