Frases como “tienes que ser amigo de todos” no suelen reconfortar mucho a los niños...


La compasión, permite tejer comunidad con hilos de gestos y rituales para afrontar el trauma y encauzar el dolor social