Lo primero es que no podemos ocultar la realidad, ni decirles que no está pasando nada...