Debemos partir del punto que no somos buenos para todo, que tenemos fortalezas y debilidades...


Es en la universidad donde encuentran un mayor grado de exigencia, independencia y competitividad.