Es en la universidad donde encuentran un mayor grado de exigencia, independencia y competitividad.


Frases como “tienes que ser amigo de todos” no suelen reconfortar mucho a los niños...