Según con la Organización Mundial de la Salud, más de 60 millones de personas sufren esta alteración neuroquímica


El autismo –al igual que otros trastornos a nivel psiquiátrico, psicológico y educativo– debe abordarse desde la empatía