Al pasar por momentos difíciles, es importante recordar que dentro de nosotros tenemos muchos recursos poderosos.


Aún cuando la persona luzca tranquila y pacífica, estas actitudes son una forma de abuso que no debería ser tolerado