19/03/2020 - Leído 30680 veces

ADAPTACIÓN A LOS CAMBIOS

Depresión Ansiedad Calidad de vida Stress Separaciones

ADAPTACIÓN A LOS CAMBIOS


Igual que los ciclos de la naturaleza, los seres humanos pasamos por diversos cambios a lo largo de la vida. Estos cambios no nos llevan a un resultado estático pues estamos siempre en constante transformación. En este instante, estamos viviendo un momento histórico que nos afecta a todos los seres humanos, se nos ha impuesto una pausa que ha cambiado nuestros planes, forma de trabajar, relaciones y sobre todo la rutina diaria. Este cambio inesperado e inevitable puede ser utilizado como un momento de reflexión y transformación, tanto a nivel global como a nivel personal. Este artículo es una invitación para reflexionar sobre los cambios por los que estamos atravesando y cómo estos influyen en la vida en general.

Nuestros deseos y necesidades van evolucionando a lo largo del tiempo, no somos nunca la misma persona como tampoco lo son las personas que nos rodean ni el entorno.

Este estado de transformación contínua por lo general es algo beneficioso pues con los años vamos creciendo, empezamos a ser cada vez más autónomos, nos conocemos más, vivimos nuevas experiencias y procuramos escoger mejor a las personas con las que nos relacionamos. Sin embargo, en ocasiones asumir los cambios naturales de la vida o los inesperados no es algo fácil pues estamos aferrados a ideas, personas, trabajos, identidades conscientes e inconscientes y adaptarse a lo nuevo suele ocasionar miedos, dudas, e inseguridades.

El no saber como asumir las nuevas etapas de la vida, como por ejemplo el cambio de un ciclo vital a otro, o la pérdida de un ser querido, la ruptura de una relación, un cambio de trabajo, cambios en el cuerpo debido a razones de salud nos hacen tambalear y volver a encontrar el equilibrio de la vida no es una tarea fácil.

¿Cómo podemos adaptarnos mejor a los cambios de la vida?

En primer lugar, es importante identificar los cambios por los que estamos atravesando, por lo general solemos pasar por varios cambios a la vez, pues cuando un área de nuestra vida está pasando por algún tipo de transformación se suelen afectar las demás. Hacer consciencia de esto es de especial relevancia, y sobretodo poner una distancia entre el “yo” como observador y los cambios, verlos en perspectiva ayudará a mantenernos en nuestro centro y así poder permanecer en nuestra esencia mientras lo demás se transforma. Con mantener la esencia me refiero, a estar conectado con el propósito en la vida, valores propios y todo aquello que nos hace seres auténticos.

Una vez identificados los cambios, en segundo lugar,  es muy importante hacer los cierres necesarios de las etapas anteriores para poder pasar a lo siguiente. Una técnica que resulta muy útil para hacer estos cierres es en primer lugar identificar qué me quiero llevar de esta etapa de la vida y qué quiero dejar atrás porque considero que ya no me sirve para seguir adelante agradeciéndole por haber estado presente. Este ejercicio permite hacer consciencia de  los aprendizajes que esta etapa nos ha dejado para asumir lo que viene con una nueva sabiduría. De esta manera, al cerrar los ciclos o etapas,  se suelta lo que ya pasó para dejar espacio a lo nuevo.

En tercer lugar, una vez hechos los cierres necesarios, es importante preguntarse a dónde  queremos llegar ahora, cuál es el camino que estamos siguiendo y a qué pequeñas metas se deben llegar para seguir avanzado en este camino. Es acá donde se le abre la puerta a nuevos hábitos, acciones, personas o experiencias. Paralelo a esto es interesante identificar qué hay de nuevo en este momento para establecer de qué manera nos relacionaremos con ello, y qué debemos hacer exactamente para que esto pueda contribuir a nuestro desarrollo. 

Finalmente, preguntarse desde la curiosidad cómo nos hace sentir ésto, de nuevo, replantearse las cosas puede ser muy útil para tener indicios de los ajustes que sean necesarios en pro a nuestro bienestar y evolución. Preguntas como: ¿Qué emociones genera lo nuevo en nosotros? ¿Qué sensaciones corporales aparecen cuando pienso en ello? y ¿Cómo impacta en las diferentes áreas de la vida? (relaciones, trabajo, salud, rutina pueden servir como guía hacia estas respuestas). 

Adentrarse en lo nuevo y adaptarse a los cambios puede implicar salir de la zona de confort y esta adaptación será satisfactoria si se evita la repetición de patrones no funcionales poniendo en práctica los aprendizajes de las etapas anteriores y sobre todo si se hace desde una profunda conexión con nuestra esencia para seguir en el camino correcto.

Aprovechemos esta pausa en casa para cuidarnos, descansar, adelantar lo pendiente, hablar con los que queremos, tal vez trabajar de una forma y con un ritmo diferente.

"Que sea un momento de  reflexionar, y cuestionarnos buscando las respuestas dentro, en tu casa, en tu espacio, dentro de ti, que es donde realmente están"


Susana Guerra

Psicóloga/Especialista de Tu terapia en Línea

Si deseas una consulta psicológica con Susana Guerra, dale click a este enlace!


 
Regresar

¿Te gusta este post? Compártelo!