06/12/2018 - Leído 26 veces

ESTRÉS EN NAVIDAD

Calidad de vida

Estrés  y ansiedad  en navidad

Image

El cansancio, la acumulación de actividades, pasar demasiado tiempo con la familia, el bullicio generalizado, las compras, las expectativas no cumplidas, las discusiones, la falta de ejercicio, los excesos en comida y bebida y por supuesto, la actual situación de crisis son las principales causas generadoras de estrés y ansiedad.

Las causas principales tienen su origen en cinco  razones fundamentales:

•    Las económicas: el aumento de deudas, la utilización excesiva de la tarjeta de crédito, la necesidad de refinanciaciones, un sentimiento de necesidad de gastar más, los gastos excesivos asociados a los compromisos sociales como cenas, salidas nocturnas y ocio familiar, la compra de regalos y un sin fin de gastos imprevistos.

•    Las físicas: un cansancio general por acumulación de actividades, la posibilidad de padecer insomnio por cambio de hábitos, la falta de ejercicio y los excesos en comida y bebida.

•    Las relaciones sociales: debido a la mayor cantidad de compromisos sociales como cenas de empresa, con amigos o con la familia. Entramos en una época en la que creemos que es necesario acudir a todos estos eventos, o bien nos vemos en la obligación de organizarlos nosotros mismos.

Image

•    Nostalgia y melancolía: La añoranza del pasado lleva a quien sufre este sentimiento a no vivir el presente por el efecto de la comparación. La añoranza produce estrés porque posiciona a quien lo sufre en la carencia de fijarse en aquello que ya no tiene y que le falta. En otros casos, el estrés se produce por la vivencia de ciertos reencuentros incómodos con familiares con los que no se tiene una relación idílica. la Navidad condiciona a muchas personas en sus costumbres durante esas fechas.

•    Estrés post-vacacional: La navidad también puede producir estrés en su consecuencia: la incorporación al trabajo. Algunas personas viven sus vacaciones como una especie de vía de escape, y la frustración de retomar los compromisos profesionales, duele mucho. Supone la toma de conciencia de una realidad que permanece allí. Esto puede ocurrir en caso de síndrome del trabajador quemado y desmotivación profesional. En ese caso, toma las vacaciones como un descanso necesario para elaborar un plan de acción de felicidad.

Dentro de este apartado, las reuniones familiares suelen ser las que mayor estrés producen debido a la incompatibilidad de caracteres con miembros de la familia, disputas familiares, complejos, o la necesidad de guardar las apariencias. También es una época con cierta tendencia a la tristeza y la nostalgia por el recuerdo de seres queridos ya desaparecidos.

Además de los propios eventos navideños, las vacaciones escolares de los hijos agravan los síntomas de estrés, por la necesidad de los padres para organizar actividades a los niños, el mayor tiempo de estos en casa y sobre todo, el cambio radical en los patrones diarios de actividad.En cuanto a la relación de pareja, sucede como en otras épocas del año, donde el exceso de tiempo compartido puede derivar en situación de nervios. También la responsabilidad para organizar actividades lúdicas durante estos días, o la toma de decisiones sobre dónde celebrar las reuniones familiares son motivos que enfrentan a las parejas y producen alteraciones de estrés y ansiedad.

CONSEJOS PARA EVITAR EL ESTRÉS EN NAVIDAD

A continuación detallamos una serie de consejos orientados a controlar las posibles alteraciones y evitar los estados de estrés y ansiedad:

Desde el punto de vista práctico y económico:

•    Calcula un presupuesto realista de ingresos y gastos y ajústate a ese presupuesto.

•    Evita el exceso de gasto en regalos. Utiliza fórmulas como el “amigo invisible”. Calcula un coste limitado por persona.

•    Compra regalos preferentemente a los niños.

•    En la organización de comidas/eventos es conveniente implicar a los niños, familiares, amigo en las tareas de organización y ejecución. Simplifica los menús. Compra por encargo a domicilio. Si se puede, recurre a servicios de catering.

Image

Desde el punto de vista emocional:

•    Ajusta tus expectativas y no esperes “milagros”.

•    Relativiza, es sólo un día, un acontecimiento.

•    Prioriza, distingue entre lo que depende de ti y lo que no, acéptalo y recuerda que todo pasa.

•    En las reuniones familiares, evita temas comprometidos o que generen discusión.

•    Aprende a decir NO. No tienes por qué acudir a todos los eventos, ni a todas las reuniones familiares.

•    Huye del perfeccionismo.

•    Planifica actividades de distracción.

•    Dedica tiempo al descanso y resérvate espacios propios, concédete un descanso, un tiempo de relajación.

Desde el punto de vista físico y de salud general:

•    Busca la moderación y el equilibrio.

•    Duerme suficientemente.

•    Haz ejercicio ,aunque simplemente sea dar un paseo.

•    Cuida la espalda ,esta es una de las épocas del año con más lesiones debido a las posturas incorrectas, a coger objetos pesados.

•    Equilibra tu dieta con ensaladas y verduras, toma fruta entre horas, intentando comer menos grasas. Evita los procesos de “comida sin fin”.

•    Busca actividades distintas en los días de celebración.

•    Practica la relajación. Dedícale un tiempo a realizar ejercicios de respiración.



Fuente:

http://www.nascia.com/la-navidad-aumenta-los-niveles-de-estres-y-ansiedad/


Si te identificas con este caso y consideras que necesitas terapia, pide tu cita aquí: 


 
Regresar

¿Te gusta este post? Compártelo!

   

img-circle    EQUIPO TU TERAPIA EN LÍNEA
  PSICOANÁLISIS, PSICOLOGÍA CLÍNICA,...