23/09/2019 - Leído 12828 veces

DEPRESIÓN SONRIENTE: LA MÁS PELIGROSA

Depresión Ansiedad Calidad de vida Duelo

Depresión Sonriente

La más peligrosa


“Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sinó en levantarnos cada vez que caemos”.

Confucio

 

La depresión sonriente es un término cada vez más conocido, aunque muchos se preguntan si existe de verdad. Aún cuando no está incluido en ningún manual diagnóstico, se utiliza para referirse a aquellas personas que se esfuerzan por mostrar una “buena cara” la mayor parte del tiempo ocultando su bajo estado de ánimo o una gran tristeza. Estas personas viven la depresión por dentro en todos los sentidos, y emplean mucha energía para que nadie se de cuenta.

En un artículo publicado en la revista The Conversation, la psicóloga Olivia Remes de la Universidad de Cambridge explica lo difícil de identificar la “depresión atípica” o más conocida como “depresión sonriente”.

“La misma persona que sonríe y no para de hablar, puede ser la misma que llora al dormirse”.

Anónimo

Remes explica que este tipo de depresión es muy difícil de percibir, ya que la persona en apariencia se encuentra bien y no proyecta dificultades en su vida, cuando en realidad está deprimida. Según la especialista es la depresión más peligrosa, ya que es difícil de identificar por lo tanto de atender en forma correcta.

Según la Clínica Mayo, las señales varían de persona a persona, pero hay algunas claves que alertan tales como:

·      Sentir una mejora temporal en el estado de ánimo por una buena notica o recibir un refuerzo positivo puntual, es una sensación pasajera y la persona vuelve a sentirse  decaída.

·      Aumento del apetito y por tanto aumento de peso, por consiguiente se ve afectada la autoestima.

·      Cansancio extremo aún cuando se haya dormido muchas horas.

·      Sensación de pesadez en brazo y piernas.

·      Sensibilidad y susceptibilidad exacerbada ante las críticas.

·      Sentimientos de rechazo.

·      Dificultad para mantener buena comunicación en el entorno laboral, inclusive puede verse interferida la comunicación familiar y de amistades.

·      Necesidad de llenar los horarios de actividades, aturdirse en planes, lo que trae como consecuencia poco o ningún tiempo para conectar la mente con su interior.

La depresión sonriente suele experimentarse en silencio. Hay quienes desean ocultar su malestar para no exponer su vulnerabilidad, otras personas lo hacen porque no quieren preocupar a nadie, en otros casos se protegen de recibir una respuesta de incomprensión por parte del entorno para el cual le es difícl entender que una persona activa y con mucho éxito pueda estar deprimida.

¨El que controla a otros puede ser poderoso, pero el que se controla a si mismo es aún más fuerte¨.

Lao-tzu

Quizás la persona  siente y proyecta felicidad,  pero si hurga un poco en sus sentimientos reales puede estallar en llanto en un momento de conexión con el dolor. Esto nos lleva al terreno de las realidades ¨ficticias¨ producto de la información que se genera en las redes sociales, donde las personas suelen transmitir  modelos de vidas ¨perfectas¨ que no son congruentes con la realidad puertas adentro, la depresión sonriente encuentra el escondite perfecto detrás de el monitor de una pantalla.

A veces olvidamos una de las piezas fundamentales del rompacabezas: el bienestar interior, el cual no depende de causas externas.

Es conveniente saber que la persona con este tipo de depresión tienden a ocultarla o camuflagearla, de allí la sonrisa. La depresión detrás de la sonrisa  como cualquier otra depresión, suele estar determinada por diversas causas: genéticas, culturales y aquellas relacionadas con la experiencia y la personalidad.  Que estas personas expresen su situación es poco común,  y dado el hermetismo y los mecanismos psicológicos para ocultarla es muy difícil diagnosticarla, pero hacerlo a tiempo pudiese evitar una desgracia ya que comienzan a aparacer sentimientos fatalistas e inclusive pensamientos suicidas que nada tienen que ver con lo que refleja la persona en su día a día.  Al final lo que hace que la depresión sea más "peligrosa" es la manera de afrontarla y la única manera de atenderla adecuadamente es siendo diagnosticada y aceptada, ocultar una emoción como la tristeza, sin lugar a dudas dificulta la mejoría de quien la padece.

Por ello, es importante realizar terapia psicológica. Dejar pasar el tiempo es contraproducente, ya que el malestar aumentará y afectará cada vez más a todas las esferas de la persona.

Equipo de Tu Terapia en línea

Si deseas solicitar una cita con alguno de nuestros especialistas, ingresa a nuestra web www.tuterapiaenlinea.com o pide tu cita aqui!

También puedes escribirnos a nuestro wthasapp +584129229181

 
Regresar

¿Te gusta este post? Compártelo!