13/10/2019 - Leído 11692 veces

USO DE LA TECNOLOGÍA EN INFANCIA TEMPRANA

Orientación escolar Desarrollo infantil Niños con necesidades especiales Trastornos de aprendizaje

USO DE LA TECNOLOGÍA EN INFANCIA TEMPRANA


La vida se nos ha vuelto compleja.

En sociedades de alta demanda emocional, como la nuestra, las familias están en constante re-estructuración,  experimentando desafíos de adaptación permanente. Hay cada vez más familias mono-parentales. Menos cuidadores preparados. Menos disponibilidad afectiva. Vínculos de peor calidad.

En sociedades de alta demanda económica, como la nuestra, las figuras encargadas de maternar/paternar, se dedican cada vez más a trabajar para generar ingresos.

En sociedades de mucha restricción, poca seguridad y poca calidad de vida, como las nuestras, los entornos de desarrollo se han reducido y los tiempos/espacios para la actividad física quedan permanentemente postergados. Los medios y la actividad digital, ocupan esos tiempos/espacios, cada vez más pronto ¿Está bien que eso suceda?

LA INTELIGENCIA SENSORIAL Y SU FRAGILIDAD

Lo primero que debemos saber es que hasta los 3-4 años, los niños aprenden a través de experiencias sensoriales concretas que no solamente les permiten comprender el mundo, sino también comprenderse a sí mismos.

Aprenden a través de todo lo que ellos tocan, huelen, oyen, ven y sienten. Para que su cerebro se desarrolle y para  lograr sólidos circuitos sensoriales, se necesitan experiencias reales, vivencias y relaciones interpersonales en directo. Necesitan muchas oportunidades de “servir-recibir” o de “enviar-devolver”, mediadas por el conocimiento de lo que están aprendiendo. Y es aquí donde, además, entra el desarrollo del lenguaje. En la mediación, desarrollan comprensión y expresión.

Entonces, para que se desarrollen en edades tempranas, es preciso cuidar: CANTIDAD, CALIDAD y MEDIACIÓN frente a la información e interacciones.

A. CANTIDAD

Desde hace tiempo se sabe que para promover un buen desarrollo no es preciso exagerar. La idea de la necesaria “estimulación temprana” es una idea que en Psicología del Desarrollo se recomienda en casos de niños nacidos en entornos de alto riesgo o con condiciones de desarrollo que los hacen vulnerables. En esos casos, hay que estimular para garantizar circuitos sensoriales mínimos.

Pero la verdad es que nuestros niños, los de nuestros entornos, no necesitan esa hiper-estimulación ya que  puede producir estrés tóxico. Algunos niños no saben gestionar la cantidad de información que “entra” por sus sentidos, sin que haya un mediador que ayude a irle brindando estructura, inclusive pudiesen generar llanto aparentemente inmotivado, irritabilidad o ira.

B. CALIDAD

Si se descuida la calidad, veremos otros efectos. Mientras más tiempo pasen expuestos a una pantalla, mayor riesgo de retraso en el logro de los hitos del desarrollo.

•    Niños que se retrasan en el desarrollo de sus habilidades motrices más importantes, incluyendo algunas habilidades funcionales de la mano. Niños que no desarrollan la pinza y por tanto, no pueden –literalmente- “manipular” su mundo.

•    Niños que se retrasan en sus destrezas de comunicación y lenguaje, porque son más pasivos que activos. Y porque no es necesario hablar, mientras miran únicamente.

•    Niños con dificultades de establecer relaciones sociales y todo lo que implica: Jugar, negociar, ceder turnos, esperar, demandar.

•    Niños que se separan del curso regular del desarrollo. Se ha establecido la relación entre los altos niveles de cortisol versus desarrollo regular de sistemas neurológicos, hormonales, psicológicos.

C. MEDIACIÓN

En muchos casos, mamás y papás sólo se dedican a controlar y no a mediar. Proveen educación, alimentación y sueño, pero que no se detienen a jugar, que esperan que todo funcione, a través de la demanda sostenida, pero que no enseñan. Que han perdido cantidades importantes de tiempo de contacto. Riesgo de apego inseguro, ambivalente, desapego.

Está demostrado:

1.    No es verdad que mientras más cosas aprendan a hacer en medios sofisticados, como la computadora, mejor.

2.    No es verdad que los juegos especialmente creados para niños pequeños son tan buenos, que sustituyen lo sensorial y que no importa que jueguen solos.

3.    No es verdad que sustituyen a mamás, papás o a un buen cuidador. Se ha comprobado: Las niñeras digitales no sólo no cuidan, sino que perjudican el desarrollo.

A lo mejor no necesariamente está mal, ¿no? Estamos frente a una nueva generación.

Lo de estar frente a una nueva generación es real. Es que el mundo es distinto y entonces, los niños desarrollan habilidades adaptativas a ese mundo. La mediación es “asistida” y entonces, el desarrollo se promueve de manera distinta. La motricidad fina y un uso preciso de los dedos, es una prueba de ello.

Organizaciones de gran alcance, se vieron obligadas a establecer una postura. Destacamos las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría:

•    Antes de los 18 meses: no se recomienda del todo el uso de dispositivos como celulares, tabletas, pantallas o computadoras.

•    Entre los 18 y los 24 meses: escoja aplicaciones educativas para niños en esas edades. Un adulto debe estar siempre con los niños supervisando su uso y guiando la aplicación. No dejar que el niño de esa edad utilice por sí mismo uno de estos aparatos.

•    De los 2 a los 4 años: pueden tener de una a dos horas de exposición a estas aplicaciones. Un adulto debe acompañar al niño, leerle, jugar a interactuar con él. Establecer “horas libres” de dispositivos electrónicos, nuca durante las comidas, nunca cuando falta al menos una hora antes de dormir, nunca cuando hayan juegos al aire libre. Establecer “zonas libres” de dispositivos tecnológicos como el cuarto de los niños o el comedor.

El consenso está claro sobre tres condiciones: No sacrificar tiempo de experiencia sensorial y garantizar mediación del adulto en real interacción. Todo ello si no se determina una alteración en el desarrollo durante los dos primeros años. Cualquier rezago o alerta debe requerir evaluación e intervención, antes que pantallas. El uso de la tecnología en primera infancia cambia el desarrollo del cerebro. Con la información y cuidados sugeridos, no necesariamente para mal. Pero el riesgo es inminente y requiere de mucha formación a los cuidadores.

Irene Ladrón de Guevara

Psicóloga Infantil/Especialista de Tu Terapia en línea


Si deseas orientación con esta especialista agenda tu cita aquí!


Puedes escribirnos a nuestro whatsap +584129229181 que con gusto te ayudamos a agendar ti cita psicológica

 
Regresar

¿Te gusta este post? Compártelo!

   

img-circle    IRENE LADRÓN DE GUEVARA
  PSICOLOGÍA CLÍNICA, PSICOLOGÍA...