Lo más importante es que ante tanto dolor, es necesario que el niño no pierda la confianza en sus afectos más seguros...


La compasión, permite "tejer comunidad" con hilos de gestos y rituales para afrontar el trauma y encauzar el dolor socia