Los vínculos que se resisten a evolucionar tienden a disolverse


Todos hemos sufrido con un comportamiento pasivo-agresivo y puede incluso que los hayamos protagonizado.